La ordenación legal del aborto

La vida del nasciturus constituye un bien jurídico cuya protección encuentra en dicho precepto fundamento constitucional.El tema de la objeción de conciencia no regulada ha sido siempre espinoso. De ahí que se propugne que el Estado adopte una “regulación íntegra y clara” que sea norma integrante e imperativa en el ámbito dedicacional de que se trate. Destaquemos el trabajo de Sean Murphy Cuando la conciencia molesta a la ley” (Aceprensa, n.º 65/13). El Consejo de Europa, llevando su inquietud al seno del Derecho sanitario, ya supuso el anticipo delimitador del camino. Se ha hablado de la obligación de conciencia como de “una espada empuñada por el creyente contra los vulnerables con resultados catastróficos”. El Consejo de Derechos Humanos de la ONU fue explícito en su queja sobre la “objeción de conciencia no regulada” en Estados Unidos. En general viene siendo conceptuada como “ilegítima”, de dudosa eticidad. Francisco Soto Nieto es doctor en Derecho y ex magistrado del Tribunal Supremo, LaGaceta

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s