Bebé abortado de seis meses por la presión de organizaciones abortistas

Con una cesárea programada y los cuidados necesarios, “Esperanza” podría haber nacido y vivido una vida plena. Había dos opciones: salvar su vida o matarla. Alguien eligió matarla. (Frente Joven / ArgentinosAlerta.org) El viernes murió Esperanza. Llamémosla así, merece un nombre: tenía 24 semanas de vida. Es la etapa del embarazo en que nadie niega que es un ser humano. Esperanza era hija de una joven-niña de 13 años, violada por su padrastro. La abuela acudió a hacer una denuncia por abuso a la Comisaría de la Mujer, de Moreno. Días después, el 25 de abril, en una ecografía, descubrieron que existía. Tenía 600 gramos y 23 semanas de vida. El viernes pasado cuando murió, ya tenía 6 meses y pesaba 680 gramos. Con una cesárea programada y los cuidados necesarios podía nacer y vivir una vida plena. Podía ser la esperanza de una de tantas familias que esperan adoptar un hijo. Podía ser -como lo afirman los psicólogos que tratan estos casos- la Esperanza de su madre que le permitiría salir de la espiral de violencia que sufren las víctimas de abuso. La Dra. Dunayevich, directora asociada del hospital describió la irrupción de las agrupaciones abortistas:

“además de que (la niña) fue abusada y está pasando por una pesadilla, se están metiendo organizaciones a pedir aborto no punible cuando tendríamos que estar hablando de un parto inmaduro”

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Bebé abortado de seis meses por la presión de organizaciones abortistas

  1. Áncora dijo:

    Esperanza tendrá el rostro que cada uno le quiera poner.

  2. fallenangel dijo:

    Yo no acabo de entender los abortos tan tardios de fetos sanos en los que, de ser necesaria una interrupción del embarazo por motivos de salud de la embarazada, pueden sobrevivir sin secuelas (para vivir con secuelas serias, no, eso sí) o de carácter leve y pueden convertirse en bebés fácilmente adoptables.
    Con 24 semanas un prematuro extremo puede tener secuelas serias. Suelen hacer falta algunas semanas más para no arriesgarse a que el pequeño acabe con problemas nada deseables para cualquiera. Si es en parte por evitarle eso, pase.
    Otra cosa podría ser evitarle a esa pobre chica revivir su terrible trauma ante la posibilidad de que el fruto de su violento ataque la busque en un futuro para conocerla y despejar incógnitas sobre su origen.
    Vivir con curiosidad sobre los orígenes de uno y acabar enterandose de que es fruto de un acto violento perpetrado contra una niña y que el padre es un pederasta tiene que ser terrible. Debe ser duro tener esos orígenes tan siniestros. Con el aborto le han ahorrado todo esto a la adolescente violada y al pequeño ser que gestaba, pero debo admitir que me parece muy triste que haya tenido que sacrificarse una vida para ello.
    Sea como sea, he aquí dos víctimas de un monstruo. Qué pena!. Todos mis buenos deseos para la chica, que ya tiene bastante.

    • gwelchc90 dijo:

      La ciencia ha avanzado mucho, y hoy un bebé prematuro de 6 meses no suele tener problemas.

      El gobierno tendría que poner a disposición de las víctimas de violación atención sicológica, y en base a eso mucho amor. Siempre es un trauma, pero quizás aguantando un poco más puedes sacar algo bueno de ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s