Sin ninguna ayuda

Primera hora de la mañana de mediados de agosto. Varios rescatadores ya están llegando al abortorio, Alejandra, Ernesto, Álvaro y Guillermo. Cuando ya llevan hablando con distintas mujeres aparece una pareja, ella muy joven. Se paran y se quedan escuchando las ayudas privadas que la asociación MásFuturo les puede proporcionar. La chica le deja el teléfono a la rescatadora. Cuando la llamamos nos pide que al ser menor, hablemos con su padre, no sabe como afrontarlo. Pero ese mismo día llama para decirnos que su padre quiere que aborte. Su novio, mayor que ella y en una situación económica cómoda, también quiere que aborte. Cuando su madre vuelve de viaje la “invita” a salir de su casa si NO aborta. Está desesperada. No quiere abortar. Ante la imposibilidad de que la dejen salir nos quedamos hablando hasta altas horas de la madrugada. Le falta valentía. Está muy débil. Han pasado 10 días y María nos pasa el teléfono de una amiga suya en su misma situación, pero en este caso, su madre sí la apoya a seguir con su embarazo. María ha puesto un nombre a su hijo que no ha tenido ninguna oportunidad. Marta Velarde, rescatadora Juan Pablo II.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s