“Incompatible con la vida”

Está de casi 6 meses de embarazo. El hijo que está esperando tiene la trisomía del cromosoma somático 18, conocido como síndrome de Edwards. Unos rescatadores en las puertas del abortorio El Bosque me pasan su teléfono. Viene de lejos para abortar. Me dice que si la ayudamos para que su aborto sea gratis. No quiere ayudas, solo para abortar. Le han aconsejado que lo haga porque su hijo va a vivir poco. Y ella,  ¿con qué derecho elige sobre el indefenso, que no se puede defender?, ¿qué médico en vez de salvar vidas “decide” aconsejar que se muera?.

Ahora se decide sobre la vida del débil. Marta Velarde, Rescatadora Juan Pablo II-asociación MásFuturo

zion-blick-5Siempre hay gente buena. Testimonio de Robbyn y Josh Blick: les dijeron que su hijo tenía una enfermedad incurable que le costaría la vida poco después de nacer, si es que lograba nacer con vida, pero no les pareció suficiente razón para eliminarle en el vientre de su madre. La historia de Robbyn y Josh Blick está dando la vuelta al mundo. Esta pareja esperaba un hijo y a las 20 semanas de embarazo los médicos les dieron una terrible noticia. Su bebé tenía la enfermedad trisomía 18.  La presencia de un cromosoma adicional en el par 18 iba a hacer que su hijo naciera con diversas anomalías y problemas de salud que pondrían su vida en peligro. De hecho, muchos de los bebés que padecen esta enfermedad mueren antes de nacer. En esta ocasión, Robbyn y Josh pudieron conocer a su hijo, al que llamaron Zion Isaías Blick.  Como nació con un problema en el corazón, su esperanza de vida era prácticamente inexistente, pero sus padres no perdieron la esperanza y disfrutaron cada momento con su bebé de los diez días que estuvo con ellos. Incluso pudieron llevárselo a casa y disfrutar de su hijo. infovaticana, peru.com.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Incompatible con la vida”

  1. JLCH dijo:

    Aunque el artículo no precisa si Zion Isaías Blick fue bautizado y goza santo ya de bienaventuranza eterna o si ha de ser encomendado con reverencia a la Misericordia santificadora que lo capacite para abrir sus ojos inocentes a la luz eterna, apostaría a lo primero por la belleza que me transmiten los padres. Pese a ello, me gustaría recordar que cualquier persona (incluso no bautizada) puede bautizar a un bebé que se halla en peligro de muerte, y con ello asegurar, por Cristo y aunque el bebé fallezca sin tiempo para llevarlo a una iglesia, un pequeño nuevo santo del Cielo, juguetón y feliz con sus llagas anómalas sanadas. Huelga decir, desde la fe, la importancia de que el bebé nazca por terrible que sea la condición en que que se halle, y la maravilla de la Gracia sobreabundante que invierte una enfermedad mortal en semilla para el Cielo.
    ¡Que ningún niño nacido quede sin bautizar!, ¡que ningún bebé nacido enfermo quede sin bautizar! Concienciarnos de esto puede salvar almas, lograr intercesores en el Cielo, unir matrimonios, crear familias, ensalzar la vida a todo trance, la fiesta sorprendente del amor divino. No se trata sólo de que los padres disfruten de su bebé unos días.
    Informemos de las dulces sobreabundancias del bautismo y en particular ante bebés muy enfermos que, si fallecen bautizados en nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, fácilmente accederán a grados altos de la Gloria y rezarán por nosotros.
    “Detalles”, diría un escéptico, pero es que el amor está hecho de detalles; es más, amando, los detalles son todo.
    Dios no es un abuelete chapucero y bonachón internado en un asilo por modernos hombres tecnológicos emancipados, libres de pecado y autosuficientes. El orden y la ciencia verdadera están al servicio de los sencillos; y Dios es Padre misericordioso, pero también ordenado y justo. Y facilita al máximo el bautismo por trascendencia máxima.
    ¡Quién podrá convencernos de que hay que matar niños con anomalías antes de nacer, de que hay que descatalogar niños muertos no bautizados dando por derecho lo que hay que solicitar amorosamente!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s