Mi madre está abortando

Un ambiente desolador, parece que estamos en un país tercermundista, pero no. Caras largas, andares torpes, ojos vidriosos. Ahí no hay sonrisa que ilumine el rostro de ninguna chica. Todas están serias. Estoy haciendo rescates en un abortorio de Madrid. Se pasea frente a la puerta una mujer con un carrito de bebé. Le acompaña una niña de doce años. Entre ellas hablan a voces, se les escucha en el trayecto de toda la calle. Nos preguntamos porque hablan así. Al observarlas sentimos un cierto nerviosismo… ¿entrara aquella mujer a abortar con un carrito de bebe en la mano? Pronto nos damos cuenta de que está esperando a alguien. Al acercarnos a ellas, nos reciben alegremente, y nos comentan con frivolidad que es la madre de las dos criaturas la que esta abortando en el interior. ¿Naturalidad? Eso fue frialdad. La criatura de doce años decía que su madre estaba abortando como si de la compra se tratara. Un escalofrío nos recorre la espalda, les decimos lo que es la realidad del aborto sin entrar en más detalles. Ojala lo supieran, pienso. Miro el bebé que hay en el carrito y recuerdo que su hermano no va a tener la misma suerte. Que mirada más inocente, probablemente jamás sepa que un día tuvo un hermano de casi su misma edad. Que injusto todo. No puedo evitar mirarle con cariño y pensar que al menos el no ha tenido el mismo porvenir que su hermano.

La chiquilla de doce años nos mira. Qué pena da todo… pienso en mis hermanos y me enciendo de ira, ellos sí que han tenido la oportunidad. Bea, estudiante de enfermería, Rescatadora Juan Pablo II.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Mi madre está abortando

  1. fallenangel dijo:

    La palabra fribolidada no existe. Frivolidad se escribe con v. Una estudiante universitaria debería saber escribir perfectamente, aunque sea de la rama de ciencias.
    En cuanto al bebé del carrito, de momento no tiene más hermanos que la niña de doce años. Por cierto, no sé qué problema hay en no tener hermanos: yo no tengo y no me hacen falta para nada. Es más, conozco dos casos de gente que tiene hermanos y es como si no los tuviera. Una de estas persona llegó a estar viviendo en la calle y ninguno de sus cinco hermanos le ayudó. En realidad, sólo uno y con reproches constantes. Actualmente pasan del tema todos ellos. A otra, que también estuvo en mala situación, tampoco le ayudaron. Fuimos las amigas las que estuvimos pendientes de ella hasta que su madre la dejó volver a casa. Una de sus hermanas le llegó a decir que lo mejor que podía pasarle es que se muriera, que después de las cuatro lagrimitas, iban a estar todos tranquilos. Ninguno de ellos es toxicomano ni violento con su familia para justificar el trato que han recibido. Sólo tomaron malas decisiones, tuvieron mala suerte y no tienen ingresos.
    Y conozco más casos parecidos. Que uno tenga hermanos no significa que vaya a estar más respaldado y acompañado. En bastantes ocasiones se trata de un grupo de desconocidos que en ocasiones se ven porque comparten adn y los mismos padres o alguno de ellos, pero a la hora de la verdad, cada uno a la suya.

  2. MiriamT dijo:

    Fallangel, no veo en ningun sitio lo que dices. La óptica esta a la vuelta de la esquina.

    • fallenangel dijo:

      Existen varias opciones: eres muy joven, has vivido en un mundo de luz y color, rodeada de gente sin problemas y con familias maravillosas y muy unidas; no conoces muy bien a la gente y te crees a pies juntillas lo que aparentan de puertas para afuera, o no te interesa reconocer que desgraciadamente lo que cuento es más habitual y común de lo que parece en mayor o menor grado.

      La primera persona de la que he hablado era mi mejor amiga, como una hermana para mí durante muchos años hasta que esa unión se deterioró del todo. A esa chica mi familia y yo la tuvimos en nuestra casa un mes, otra amiga suya otro mes y medio y, luego, se tuvo que ir a meterse otra vez en casa de su ex novio (en otra ocasión fue a parar a la casa medio escombrosa del hermano del ex novio), medio de “okupa” (el ex llegó a mandar a un par de amigos suyos a decirle que se largara de allí de una vez o mandaba a la guardia civil a sacarla),que estaba fuera y le había dicho por sms que cogiera sus cosas y se fuera a su casa, cosa que ya había pasado en otras ocasiones.
      La madre no estaba de acuerdo con esa relación conflictiva porque no quería para su hija un alcohólico que la maltratara, por mucho que ella le devolviera los tortazos (su marido y padre de la chica era también un alcohólico que acabó rehabilitándose, pero que la maltrató durante años), y a la mínima de cambio y cada dos por tres se cansara de ella y la dejara tirada.
      Mi amiga estaba enganchada a ese tipo y, a pesar de todo lo que pasaba y todos los consejos que se le daban, volvía con él una y otra vez. La madre, con graves dolencias físicas y una depresión que al parecer no puede tratarse con fármacos antidepresivos porque le perjudicaría físicamente, estaba harta de su relación con este tío y tomó una determinación demasiado dura: no dejarla volver a casa pasara lo que pasara. No cedió en nueve meses, tiempo en el que podía haber pasado cualquier cosa si esa chica no hubiera recibido ayuda de nadie. Actualmente está en el hogar familiar y espero por su bien que no vuelva a las andadas. Esta chica es inestable, tiene problemas psicológicos, depresión y ansiedad, pero necesitaba ayuda, no que la tiraran a la calle sin ningún tipo de recurso. Quizá su familia estaba ya muy harta, pero no justifico lo que hizo la madre. Pudo haberle pasado cualquier cosa.

      El otro es mi ex novio, que actualmente vive en mi casa. Si quieres, vienes, te lo presento y que te cuente él mismo que ninguno de sus cinco hermanos, a pesar de que tiene buena relación y se ve frecuentemente con tres de ellos, no quieran complicarse la vida acogiéndolo y haya llegado a estar tirado en la calle.
      En la familia de mi padre jamás se juntaron por otra cosa que no fuera dinero e intereses, cada uno vivía su vida y se preocupaba poco o nada por los otros, y en la de mi madre la relación era de otra manera, más unida a la hora de ayudarse unos a otros, pero algunos podían pasar perfectamente veinte años sin verse las caras. He conocido otras familias y he visto que en muchas pasa más o menos lo mismo: cuando los hermanos crecen, cada uno vive su vida, y habrán hermanos que tengan más unión y otros menos, mejor o peor, depende, pero hasta existen muchos que ni se hablan durante años y años por unas cosas y otras.

  3. bea dijo:

    Siento que la visión que tienes de los hermanos sea esa. Pero creo que te has olvidado de la otra cara de la moneda. No te niego que existan malos hermanos, o hermanos que no han valorado la relación que tienen entre ellos. Pero también hay hermanos que te sacan de un problema cuando lo tienes, que te defienden frente a sus amigos y que si hay que dejar dinero, te lo dejan. Eso no quiere decir que no discutan de vez en cuando, pero si que existe esa otra cara de la moneda, la hayas visto o no, existe. No cambiaría a ninguno de mis hermanos por nada del mundo, ni siquiera por tener mas cosas para mi misma, porque es cierto que el tener hermanos obliga a compartir. Solo puedo decir que no les cambiaría a ninguno, y por eso me da pena que el bebe del carrito no tenga la oportunidad siquiera de conocer al suyo. Por ultimo, entiendo que te de rabia toda esta situación, en la que ves a gente que lucha por defender la vida y los valores, te da rabia porque lo ves inalcanzable o idílico. Date una oportunidad, no estaríamos luchando por esto si fuera una mentira.

    • fallenangel dijo:

      ¿Qué a mí me da rabia que os plantéis en las puertas de las clínicas para convencer a mujeres de que no aborten?. No, en absoluto, a mí no me da rabia. Simplemente no lo entiendo. No entiendo a quien no comprende que hay mujeres que sí quieren abortar y hay que dejarlas en paz. Que se puede ayudar, pero de otra manera, especialmente a las personas ya nacidas y que sí quieren que les echen una mano. Vida y valores se pueden defender aunque uno esté a favor de que la mujer aborte si quiera, pero no espero que lo entiendas.
      ¿Qué me de una oportunidad?. Me doy más que eso a diario. No necesito plantarme delante de una clínica que practica abortos para intentar convencer a nadie de nada y sentir que tengo y defiendo valores. La vida me ha plantado delante gente que necesitaba que la ayudase y he hecho lo que he podido, no precisamente poco. No obstante, ha llegado un punto en que estoy más que harta, estoy cambiando el chip y veo que no puedo seguir siendo altruista y entregar sin más porque acaba uno agotado y recibiendo desagradecimientos y tortas por doquier.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s