Crónica de rescates, un día cualquiera

12-4-policiaMadrid nos recibe con un cielo gris y plomizo, venimos desde Toledo. La mañana es fría como el gélido ambiente que se respira en las inmediaciones de la Clínica Dator. Nos reciben Marta y Rocío. Sus sonrisas y sus miradas son un respiro y una esperanza. Tenemos el duro privilegio de ver la camioneta que recoge los restos de niños abortados en una de las puertas del abortorio. El ruido de los contenedores llenos cayendo a plomo al suelo, me estremece hasta las lágrimas. Pasa por delante nuestro la policía municipal. A la media hora pasa un coche de la policía nacional. Ambos coches paran cerca nuestro, nos miran y el primero se para en la esquina. Solo llevamos media hora. Al rato se van. Pronto empieza el movimiento y el ir y venir de mujeres solas o acompañadas, con sus informes en la mano o con lágrimas en sus ojos. Ante mi sorpresa se paran y escuchan. Me llama la atención que por mucho que insisten en que tienen la decisión tomada, escuchan. Quizás no están tan seguras como aparentan. Quizás están necesitando esa palabra de apoyo, de verdad sobre lo que realmente va a suceder dentro de esas paredes infernales; y como eufemismos aparte, la dura realidad es que dentro se mata a personas. Escuchan palabras de reflexión sobre lo que pueda ser su futura vida si finalmente deciden acabar con la vida de su hijo. Una de ellas viene desde Londres a abortar. Esta de 21 semanas de gestación. Nos comenta que en dos días resuelve su aborto. Insiste en que lo tiene claro, pero no nos deja irnos, quiere escuchar. Nos deja su teléfono. No sabemos que pasará.

La policía municipal de Madrid  vuelve a pasar.

En estas horas que he estado de pie, en las cercanías del abortorio, me limito a rezar al lado de la rescatadora que con firmeza y siempre mirando a los ojos, se ofrece no para solucionarles la vida, pero si para estar a su lado y ayudarla en la hermosa aventura de dar la oportunidad de vivir a su hijo; de ser MADRE. Balbi, proyecto Mater, Toledo.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Crónica de rescates, un día cualquiera

  1. Pingback: 30 años del aborto en España: las mentiras de los pro-aborto | Escuela de Rescatadores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s