Seminarista de la diócesis de Madrid gracias a que su madre no abortó

Nacho-seminarista

Me llamo Nacho, y estudio para ser sacerdote en la diócesis de Madrid. Claro, si Dios quiere. Estoy ya en 4º curso del seminario.  Pero no estaría aquí si mi madre hubiera hecho caso a los médicos que le aconsejaban que me abortara. La detectaron un cáncer de mama. La decían que ya tenía un hijo de 6 años. Vivíamos en El Escorial, a pocos kilómetros de Madrid. Una amiga suya, hoy ya fallecida, Amparo Cuevas, la aconsejó ponerlo todo en manos de La Virgen, “confía en Ella y en el Señor pídeselo, Él sabe más”. Poco a poco se fue sintiendo con más paz y fortaleza. Se le quitaron los miedos. Pero los médicos insistían en que su hijo nacería con malformaciones y encima le costaría su vida. Nací con 8 meses de gestación. Mi madre entonces se sometió al tratamiento del cáncer de mama. Hoy sigue con nosotros, feliz de que Dios me pida entregar mi vida a Él. La Virgen ha guiado nuestras vidas, la tenemos siempre muy presente. Nacho Escrivá, seminario conciliar San Dámaso de Madrid

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s