FRUTO DE REPETIDAS VIOLACIONES AHORA ES EL ÁNGEL DEL CAMPAMENTO

Durante el último mes, he realizado gestiones para conseguir becas en campamentos de verano para los hermanos mayores de nuestros niños rescatados. Me ocupo del antes, durante y después del campamento. Es una gran oportunidad para ellos: se les brinda a niños y jóvenes poder disfrutar de unos días en contacto con la naturaleza, de conocer lugares nuevos, hacer amigos… y, sobre todo, de crecer como personas cerca de Dios. Marta Velarde, nuestra fundadora, insiste en la importancia del ejemplo de los hermanos mayores. Entre tantas historias que estos días he tenido la oportunidad de conocer, quiero hablar de una:

Digamos que se llama Ángel (nombre ficticio) y tiene 8 años. Al finalizar su campamento he hablado con la jefa de campamento y con su monitora para ver qué tal le han visto durante la experiencia. En un primer momento, me sorprendió escuchar cómo jefa se deshacía en palabras de elogio hacia el pequeño; lo describe como “el niño mimado del campamento”. Era el más pequeño de todos los varones y se hacía querer. Siempre con una sonrisa, a veces un poco pillín, pero simpático y cariñoso. Con su alegría y espontaneidad se ganó el cariño de todos, grandes y pequeños. Generoso, amigable, divertido, … En definitiva: Un pequeño ángel.

Pero nuestro pequeño Ángel no ha tenido una vida fácil: Fue concebido al ser su madre ser violada en repetidas ocasiones y la situación familiar que tiene a día de hoy no es sencilla. Pero él es una pequeña luz para el mundo.

Muchas veces la gente afirma que los hombres que son capaces de violar a una mujer son monstruos. También muchas otras añaden, gratuitamente, que si la mujer queda embarazada nacerá un monstruo. PERO NO ES CIERTO.  Algunas de las mujeres que atendemos han tenido hijos en estas condiciones y ellos son buenos y cariñosos. La maldad no se hereda: es una simpleza fruto de la ignorancia afirmar algo así. Nuestro pequeño Ángel se ganó el corazón de todos por ser él mismo. Él consiguió hacer, desde un pequeño lugar, que el mundo fuera un poquito mejor. Su mamá puede estar orgullosa de él y de su valiente decisión.  Alejandra Mª Rodríguez Acosta. Rescatadora Juan Pablo II-a. MásFuturo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a FRUTO DE REPETIDAS VIOLACIONES AHORA ES EL ÁNGEL DEL CAMPAMENTO

  1. JLCH dijo:

    Bellísima labor, Alejandra; gran acierto lo de los hermanos mayores. Me faltan palabras para valorar vuestra obra y creatividad restauradora que nos llena de esperanza y alegría. Doy gloria a Dios también porque no ha abandonado a su suerte al enfermo pueblo de la tierra en que fundó España su Madre, sino que Dios sigue enviando misioneros de su gracia capaces de eludir un régimen muy potente y rígido esquema de vips (y su profundo déficit moral) y parias (en potencia, todo nuevo ser humano, y por orden regia, será asesinable). No obstante, gracias a la gracia histórica de Dios, la pancarta “ciudadano” cobija amplios sectores de población, pues de lo contrario la rígida separación actual entre ciudadanos (vida, más o menos mediocre) y excluidos (muerte salvo merced de la mamá, abuelo, etc,), con disidencia casi nula, haría peligrar la vida humana en el planeta con su ideología tan cruel que, pienso yo, Dios sólo podía permitirla en una época potentemente ayudada por cierta tradición.

    Aleluya: todavía hay personas con algo que decir a sus contemporáneos, con ayuda eficaz de gente como Alejandra (gran canaria, gran corazón), información de élite humilde para desintoxicarnos, con una mezcla de misericordia, servicio ordenado (y permanente como el de la fundadora Marta Velarde) y ciencia; todo presidido por lo principal: la oración. Este es el camino: el de España, tierra de María, tierra de la dama fugaz trapío ondulante eterno que está a la distancia exacta, la distancia del amor que impide la debacle gente pequeña. Gracias, pequeño resto provida, por votar cada día con vuestros actos, pensamientos y oraciones en favor de una comunidad nueva, defendiendo niños ninguneados por casi todos (incluidos muchos asistentes abonados a “manifas” con truco, y demás teóricos de entelequias y acomodados ¿provida? sistémicos que ni oran ni quieren otras alternativas políticas, pese al carácter irrevocable del abortismo, marca y bandera de la caída libre).

    • Alejandra dijo:

      Muchas gracias JL por tus bellas y bien escritas palabras. Yo no he hecho nada excepcional, son muchas las personas que han colaborado generosamente para que una docena de niños se haya ido, esté o se vaya a ir de campamento. Pero visto de desde fuera, son un montón de pequeños milagros los que han ido ocurriendo. Yo, simplemente, soy testigo privilegiada.

  2. JLCH dijo:

    Al hilo de lo que comenta Alejandra sobre que “la maldad no se hereda”, creo que tiene razón en señalar la ignorancia como causa de estos prejuicios. Parece mentira que sigamos creyendo que una vida distinta, con su cuerpo y alma, debe ser eliminada por su relación con un hecho violento repugnante que contaminaría de “impureza monstruosa” al bebé inocente. El niño tiene derecho a ser fruto del acto conyugal de sus padres, del amor exclusivo de los esposos; pero, lógicamente, este sería un derecho previo a la concepción porque una vez concebido el niño (ya sabéis que el tiempo es en realidad un “instante” que despliega efectos entre dos singularidades, es decir, somos siempre y solo el cigoto-persona que sufre una serie de efectos, pero esta es otra cuestión) el niño, digo, ya concebido deber ser siempre respetado y ayudado en sus penurias y necesidades por la comunidad, al margen del amor que se hayan tenido sus padres. Como es natural, un niño fruto de violación hallará especiales dificultades y, como cualquier otro niño especialmente vulnerable, precisará de singulares cuidados y cariños. Por ejemplo, cuando llegue la amargura de imaginar al padre haciendo daño a mamá, la dureza aprendiendo a amar al padre en este delicadísimo caso. Hándicaps que pueden ser debilitados, y derrotados (Ángel es “simpático, cariñoso”, alegre, amigable y hasta “un poco pillín”). Y no es locura pensar que pueda ser el instrumento de salvación de muchos, y que su vida resulte decisiva para el bien de su padre.
    Pues eso, a ver si crece y nos sigue ayudando a derribar otras barreras de piedra poderosa. Abajo maldiciones infanticidas por prejuicios. A cambio, más futuro.

    • Alejandra dijo:

      No puedo dar datos muy específicos para no poner en juego la privacidad del campamento en cuestión ni del niño. Pero sí puedo decir que el pequeño Ángel ayudó a sacar lo mejor de sí a un niño con dificultades y, posteriormente, las circunstancias hicieron que fuera muy querido por los demás compañeros. Y todo, insisto, por ser él mismo. La jefa de campamento comentaba con alegría y ternura que era un niño con grandes capacidades para desarrollar. Describía a nuestro pequeño ángel como un niño especial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s