Transcripción de la cámara oculta de la reportera danesa al abortista Morín.

morinriendose2Se reabre el juicio contra el multimillonario Morín donde ahora se acepta el reportaje de la reportera danesa grabada al abortista Morín. La que hicieron los periodistas del dominical inglés “The Sunday Telegraph” en 2004 con cámara oculta para su reportaje sobre las clínicas de Morín: “Spanish clinic faces police inquiry over late abortions“. Los diálogos en inglés del vídeo danés
Minuto 2: la periodista telefonea a Barcelona; la atiende el mismísimo Morín

– ¿Hola?
– Hola, ¿es usted un doctor?
– Sí, soy un doctor
– Llamo para hacerme un aborto.
-¿De qué país llama?
– De Dinamarca

Minuto 3

– Por lo que me has contado estamos en la línea en que podemos ayudarte. Son 30 semanas, ¿no?
-Sí, 30 semanas. ¿Es eso un problema?
-No, no es un problema, pero necesitamos tenerte aquí cuanto antes.

Minuto 7: la periodista danesa embarazada ya está en Ginemedex, en Barcelona, y habla con Morín

– ¿No es un problema que sea tan tarde? ¿Cuántas semanas eran, treinta?
-Treinta y una coma tres
-¿No es eso un problema?
– Hay que tener más cuidado, pero no es un problema.
-Entonces, ¿es absolutamente seguro?
– ¿Para ti? Te lo prometo -dice Morín haciendo un gesto solemne con la mano.

[…]

– ¿Cómo se hace?
– Es como un parto, pero inducido. Es un parto, pero no natural, sino artificial.

Minuto 8

– Así, lo que hacemos es, primero, que deje de latir el corazón del feto -explica Morín.
-¿Dentro?
-¿Dentro? Sí.

Minuto 9

¿Y es seguro que cuando el bebé nace está muerto? – pregunta la chica danesa a Morín, usando la palabra “baby”.
– Sí. Seguro al 300%.
– ¿Qué es lo se le da?
– Digoxina. Es lo que se pone cuando se tiene un ataque al corazón, pero en sobredosis.

Minuto 11

-Esto es un formulario que tenemos que rellenar de todos los casos que vienen de Inglaterra, Holanda, Alemania…
– … y Dinamarca -concluye la chica.
– ¿Por qué? -pregunta el acompañante danés (el otro periodista) cuando ella se aleja a rellenar el formulario.
– Porque, ya sabes, es arriesgado, ella tiene que estar convencida… hay complicaciones morales, religiosas…
– ¿Y los pacientes aquí vienen de todo el mundo?
-Sí, incluso de Australia

Minuto 13

-Al padre del niño ya no lo veo más, simplemente no se quiere relacionar con el niño… -dice la danesa
-Y aquí estás… – responde Morín, con tono comprensivo y empático
-Y aquí estoy…

Minuto 20

-¿Test psicológico? -pregunta la danesa
-Sí.
-¿Por qué?
-La única forma en que podemos hacer esto es demostrar que tú estás, o puedes estar, con ansiedad o depresión …. Porque la ley dice que si quieres un aborto es porque tienes un problema psicológico tan grande que entonces podemos ayudarte -explica Morín.
-O sea, que dices que tienes eso…
-Sí, es burocracia -dice el magnate abortista.

Minuto 21

– La ley en este país -explica Morín- dice que para abortar has de estar bajo un problema psicologico grave, y la forma de demostrarlo es con este test. ¿Seguro que quieres hacerlo?
-Sí -responde la chica.
-¿Tienes el dinero? -pregunta una secretaria
-Sí, pero no aquí, está en el hotel. ¿Cuánto cuesta?
– Cuatro mil euros

– Bueno, vamos al hotel a buscarlo y volvemos.

Los periodistas con cámara al hombro
La chica ya no volverá a la clínica abortista. El bebé está a salvo. Los que sí van son sus compañeros periodistas, que llegan a Ginemedex con una cámara grande al hombro.

– ¿Hola? ¿Doctor Carlos? Soy de la TV Danesa, tengo preguntas para usted…
-¿Sí? Bienvenido.
-¿Está haciendo abortos aquí? ¿Puedo ponerle un micro?

Minuto 27

-La ley en España -explica Morín al periodista danés- dice que si tienes enfermedad mental o puedes tenerla, puedes ir a diversos psiquiatras, antes de intentarlo. Y así no hay límites. Esta chica ha ido a dos, y el segundo ha dicho que vaya a un tercero.
¿Y qué pasa con la moral?
– Es cosa suya, mía… usted tiene su moral, yo la mía…
– ¿Pero usted tiene moral?
– Eso lo tiene que decidir usted, yo ya sé lo que tengo.

Minuto 29

– O sea, ¿que usted no puede entender que la gente critique lo que hace?
– Lo que yo entiendo es que: uno, soy un profesional, un doctor. Dos, hablo varias lenguas. Tercero, soy mayor que usted. Cuarto, mis creencias son distintas a las suyas; usted piensa una cosa y yo otra. Eso es lo que nos diferencia.

[…]

– Algunos de los abortos que usted hace aquí son de fetos que podrían sobrevivir fuera del útero… -insiste el periodista danés.
Yo no soy un filósofo, no estoy aquí para preguntarme si un feto respiraría o no...
– Pero un poco de moral….
– Coja su moral y quédesela, que usted tiene la suya; yo la mía; no tengo nada que ver con la moral de usted.

Minuto 30

– La entrevista ha terminado -dice Morín tras una llamada de teléfono.
– ¿Terminado? ¡Tengo más preguntas!
– No responderé.
– ¿Por qué?
– ¿No entiende usted? Terminado.
– Pero no entiendo por qué. ¡Sólo un par de preguntas más!

Minuto 31

– ¿Podría llamarle con otras preguntas? -insiste el periodista
– Tengo mi moral. He de trabajar -responde Morín en la puerta

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s