Mi hermano con síndrome de Down: Nacho un Rescatador


¿Qué edad tenías cuando supiste que tu hermano tenía Síndrome de Down? 
Aún no había cumplido los 8 años. Me lo debieron decir mis padres poco después de que mi hermano José naciera, pero no recuerdo el momento exacto. ¿Cómo reaccionaste? ¿Qué se te pasó por la cabeza?Desde el primer momento entendí en qué consistía su enfermedad, porque tengo un tío de mi edad que también tiene Síndrome de Down. Mi primera reacción fue preguntar si se podía curar. En el momento en el que me contestaron que era incurable, comencé a rezar para que Dios hiciera un milagro. Con el tiempo dejé de rezar porque se curara y empecé a aceptar que sería siempre así. ¿Cuál es el mayor reto de vivir con un hermano con esta enfermedad? ¿Y la mayor recompensa?El mayor reto es no desesperarte. Si pierdes la paciencia, le hablas en un tono más duro y entonces puede sentirse dolido o no querido. La mayor recompensa es el cariño que te tiene, por ejemplo, cuando te saluda al llegar a casa como si llevara una semana sin verte.

Nacho, Rescatador Juan Pablo II habla de su hermano, Down: Con mi hermano he aprendido a valorar a las personas como son, no por lo que me puedan dar.Arguments

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mi hermano con síndrome de Down: Nacho un Rescatador

  1. Mariana dijo:

    Nacho, un orgullo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s