Justicia confirma sentencia en caso manipulado para promover aborto en El Salvador

La justicia de El Salvador confirmó la sentencia de 30 años para Evelyn Beatriz Hernández Cruz, de 19 años, en un caso que fue repetidamente manipulado por organismos que buscan legalizar el aborto en el país. Según informó la Fiscalía General de la República, la Cámara de la Segunda Sección del Centro de Cojutepeque rechazó la apelación y ratificó la sentencia de 30 años para Hernández Cruz por “homicidio agravado” contra su hijo recién nacido. El bebé, recordó la Fiscalía, “fue encontrado muerto en el fondo de una fosa séptica de su casa, después de 12 a 24 horas de haber nacido vivo”. El caso de Evelyn Beatriz Hernández Cruz fue usado por diversas organizaciones, entre ellas Amnistía Internacional, para promover la legalización del aborto en El Salvador.

Según el relato de Amnistía Internacional, Hernández Cruz “fue violada, pero no lo denunció por miedo. En abril de 2016 se desmayó en su casa y fue ingresada en un hospital. Estaba embarazada y a punto de parir, aunque sin saberlo”. La organización lanzó una campaña para exigir a los legisladores salvadoreños que “garanticen el acceso al aborto en la ley y en la práctica”. Sin embargo, las investigaciones de la Fiscalía y la sentencia de la  justicia salvadoreña contradicen la versión de la organización pro-aborto.

Ya en julio de este año, la Fiscalía de El Salvador explicó que “se estableció con suficientes pruebas pericial, documental y testimonial” que Evelyn “actuó con dolo, en contra de la vida de su hijo” ya nacido.

“Incluso después de ingresar con hemorragia al Hospital ‘Nuestra Señora de Fátima’ de Cojutepeque, el seis de abril del año dos mil dieciséis, y de diagnosticarle un parto vaginal intradomiciliar, negó que hubiere estado embarazada. Incluso, la mamá llevó la placenta al centro hospitalario, cuando trasladó a la incriminada para que recibiera la asistencia médica”. El bebé, indicó el organismo de justicia, “fue encontrado ese mismo día, en el fondo de la fosa séptica de la vivienda de la incriminada”. El informe forense reveló que “el niño nació vivo y que falleció a causa de haber aspirado material fitógeno, que no es más que heces fecales. La pericia forense determinó que el bebé ya en el fondo de la fosa respiró y aspiró”. Aciprensa.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s