Políticos alemanes en contra de los diagnósticos prenatales que conducen a la eugenesia. En España el 96% se abortan.

Bebé recien bautizado en la asociación MásFuturo con sindrome de Down

Más de un centenar de diputados y ministros alemanes de todos los partidos políticos han presentado una iniciativa contra la financiación sistemática del DPNI Diagnóstico Prenatal no Invasivo, una nueva prueba de detección del síndrome de Down en el embrión durante el embarazo. Temen, con razón «un aumento en los abortos» que derive en la eliminación de las personas con esta discapacidad. Sin embargo, Alemania es hoy la primera en dudar del interés de esta nueva prueba de detección prenatal del síndrome de Down y de las implicaciones éticas que derivan de su uso. El diputado Rudolf Henke recuerda que «cada vida humana merece ser vivida. En el plano ético, todo ser humano tiene el derecho natural de ser deseado y acogido». Una cuestión que inevitablemente resuena tras la historia reciente de Alemania. En otros países, como Francia, este test ha sido recibido como un éxito técnico, médico y ético. Es más «eficiente» y más «fiable». Permite «una mejor selección para eliminar mejor». En este país, como en España, ya más del 96% de los niños diagnosticados durante el embarazo con síndrome de Down, son abortados. Fundación J. Lejeune, Infocatolica. 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s