Repartir alegría gracias a todos los voluntarios

Este año gracias a la campaña “¿Puedes regalar un juguete?”  la asociación MásFuturo ha llegado a más de 160 familias. Cada una con 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, hasta 8 hijos cada una. Algunos nunca habían tenido regalos de Reyes Magos. Todas las horas de trabajo han tenido recompensa. Ellos siempre merecen la pena.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Repartir alegría gracias a todos los voluntarios

  1. fallenangel dijo:

    En el instituto de formación profesional en el que realicé el ciclo formativo de TCAE se realiza todos los años recogida de alimentos y juguetes para los niños. Yo participé dos años consecutivos: el año que estaba en el primer curso y el año en el que hice las prácticas, el segundo curso.
    Habia gente del ciclo formativo de TCAE, entre ellos yo, que compramos sets de enfermería entre otras cosas.

    En la iglesia de mi pueblo también se recogen alimentos para Cáritas y creo que juguetes en Reyes. Yo donaba alimentos semanalmente durante tres años y fui voluntaria para la preparación de bolsas durante año y medio. Algún año también di juguetes, pero vi que la pizarra que compré no la repartieron y ya pasé de participar más. No sé si es que varios querían pizarra y por hacer reparto equitativo…no sé, pudiera ser.
    El cura sabía de sobra de qué pie cojeaba yo, pero no puso pegas a mis donaciones y voluntariado, este último al que accedí animada por una monja muy maja.
    Recuerdo que en aquella época, durante el duelo por la trágica muerte de mi padre a consecuencia de un intento de suicidio, tuve pesadillas. Una de ellas me causó un especial desasosiego. Soñé que veia al espíritu de mi padre agazapado y llorando en las escaleras de la última planta de casa, trataba de consolarle y, luego, cuando actuaba como si estuviera vivo, yo pensaba «a ver cómo le explicó que está muerto».
    Ese sueño me causó tanta desazón que acudí a la iglesia y se lo conté al sacerdote. Temía que mi padre no estuviera en paz, que estuviera penando. Él me explicó que todo eso era fruto de mi mente, que rezara, que siguiera participando en Cáritas y lo ofreciera todo a Dios. Fue muy amable conmigo.
    Sentí que se fuera.

  2. fallenangel dijo:

    Yo sólo he tenido ocasión de ver las caras sonrientes de los críos cuando he repartido caramelos en Halloween.
    Es una gozada. Ya lo habréis experimentado el día de Reyes. Alegra el corazón ver la ilusión de los pequeñajos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s