La multinacional del aborto se niega a cumplir con la orden del Fiscal para prevenir el COVID-19

Planned Parenthood of Southwest Ohio se niega a cumplir con la orden del Fiscal General de Ohio de suspender los procedimientos quirúrgicos de abortos y así garantizar que el equipo vital de protección personal (“PPE”) esté disponible para los trabajadores del hospital que tratan con pacientes que han contraído COVID-19.

En una publicación en su página de Facebook, Planned Parenthood of Southwest Ohio afirmó que está “cumpliendo” con la orden de dejar de proporcionar cirugías y procedimientos no esenciales. Sin embargo, luego declaró: Bajo esa orden, Planned Parenthood aún puede continuar brindando procedimientos esenciales, incluido el aborto quirúrgico […] Nuestras puertas permanecen abiertas.

La oficina del Fiscal General de Ohio envió una carta al Centro de Cirugía de Cincinnati de Planned Parenthood of Southwest Ohio y al Centro de Medicina para Mujeres en Dayton ordenándoles “que dejen de realizar abortos quirúrgicos no esenciales y electivos de inmediato” o que se enfrenten a consecuencias. Sin embargo, Planned Parenthood no detendrá los abortos. La negativa de la corporación del aborto a cumplir demuestra que Planned Parenthood cree que el aborto es esencial y no electivo, a pesar de que el aborto nunca es médicamente necesario. Al negarse a detener los abortos, Planned Parenthood está utilizando EPP que los médicos que trabajan desesperadamente en la primera línea de la batalla con esta pandemia global necesitan desesperadamente.LiveAction

Nada nuevo a las fabricas de abortos de todo el mundo.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.