Busca algo barato para abortarlo con 28 semanas de embarazo

Muchas llamadas en el teléfono 24 horas, por la mañana, por la noche, a cualquier hora. El confinamiento en las casas ha disparado las consultas por teléfono. Una de ellas, es una mujer de 32 años del noreste de España. Esta de 28 semanas de embarazo. Tiene un niño de 9 años. Está llamando a distintos abortorios. No puede pagar en ninguno de ellos, dice que es muy caro. Nos llama para ver si la ayudamos para abortar. Cuando explico que es una asociación de ayuda a embarazadas a salir adelante con su hijo se queda cayada. Después de unos minutos hablando la pregunto, ¿por qué abortar a tu hijo? y su contestación se me encoge el corazón: mi pareja y yo no nos apetece nada otro embarazo, y no quiero que lo tenga nadie. Me da igual que nazca vivo, no pienso verlo. Ya encontrare un precio más barato.

Me viene a la cabeza la cara de un bebe de 28 semanas  chupándose el dedo, bostezando, enredando dentro de la madre. La he puesto de nombre Julia. Para nosotros si eres importante, no pensamos dejar de hacer rescates. ¡Nunca!  Marta Velarde, Rescatadora Juan Pablo II

 

Siempre a favor de los abortorios

El Departament de Salut de la Generalitat ha reducido el proceso para abortar a una visita presencial en los centros especializados más un seguimiento telemático, mientras se mantenga la situación de alarma por el coronavirus. De esta forma se convierte en primer territorio español en reducir las visitas presenciales para acceder a la interrupción voluntaria del embarazo según la Associació de Drets Sexuals i Reproductius. La normativa establece que se debían hacer entre dos y tres visitas presenciales a estos centros para explicar los riesgos del aborto y hacer la intervención por lo que con la reducción planteada dentro de las medidas para evitar el contagio se puede informar por vía telemática “siempre asegurando que la mujer embarazada ha recibido, leído y comprendido la información facilitada”, tal como queda en su registro clínico, según una resolución del Servei Català de la Salut.

Además indica que “en el momento previo a la realización de la intervención, el centro autorizado para la realización de la interrupción voluntaria del embarazo, la mujer debe firmar un documento de declaración en el que conste que ha recibido la información”, siguiendo los plazos previstos en la ley orgánica del Aborto. Así se reduce la presencia de la embarazada en el centro hasta ese momento.

Detallan que “es una de las demandas fundamentales (¿si?)que se han hecho desde el inicio de esta crisis sanitaria por parte de las entidades de base comunitarias (¿que es “entidades de base comunitarias”?, ¿ellos?), el tejido asociativo y las profesionales de la salud sexual (PROFESIONALES DEL ABORTO) y reproductiva (más bien anti reproductiva) que diariamente nos hemos situado a principios línea de la emergencia (para acabar con la vida de los bebés no nacidos), garantizando a la población el acceso a estos servicios (…y hacer CAJA)”.

El Mundo(foto), RAC1, EuropaPress…

La patronal del aborto promociona el aborto en casa

(Foto: origen Méjico)

El horror de matar a un niño antes de nacer

El pasado 18 de marzo, el Parlamento de Nueva Zelanda retiró el aborto del Código Penal para legalizarlo durante las primeras 20 semanas de vida del ser humano. El proyecto incluye diversas excepciones que hacen que el asesinato pueda ser cometido incluso hasta el momento del parto. Con 68 votos a favor y 51 en contra, el proyecto también rechazó medidas de ayuda y protección a los bebés que sobrevivan al aborto.

Ken Orr, portavoz de la organización ProVida Right to Life de Nueva Zelanda, mencionó que “al sacar a las mujeres y los no nacidos de la protección de la Ley de Delitos, esta ley por primera vez en la historia de Nueva Zelanda ha dado permiso para el asesinato violento de los no nacidos hasta el nacimiento”. Afiguatemala

España cierra. Los abortorios abiertos

Imagen | Publicado el por

Sale del abortorio Dator en plena pandemia y se acuerda de los Rescatadores

María (nombre ficticio) acaba de salir del abortorio Dator, está abarrotada de gente para abortar. María se encuentra en una mala situación económica. Todos le dicen que aborte. Hace 10 meses abortó y cuando salia del abortorio se encontró a los Rescatadores Juan Pablo II que repartían a distancia del abortorio folletos de ayudas.

Ahora al salir del abortorio se acuerda de las personas que se encontró. Ya en casa busca el folleto que cogio de ayudas. Llama al teléfono de la asociación MásFuturo. Está muy alterada, casi no se la entiende. María nunca se ha olvidó de la mano tendida de una pareja de rescatadores. Está desesperada. No quiere abortar. Poco a poco se va calmando. Cuenta que los bebés que abortó eran gemelas, se hubieran llamado: María y Angy. Porque ella tiene la certeza de que eran dos niñas. Nunca ha podido olvidarse de ellas.

España entera está en plena Alarma del país con confinamiento en las casas. No podemos verle la cara, no podemos quedar con ella todavía. Pero ella sabe que estamos ahí. Y esa tranquilidad le hace dormir en paz. Porque ha elegido hacer las cosas bien. Ha elegido hacer el BIEN. Rescatadores Juan Pablo II

 

25 de marzo: día del niño No Nacido