Le puso nombre y se despidio de él con mucha ternura

22semanas-gonzaloParecía una tarde cualquiera de trabajo en el quirófano de maternidad; con alguna que otra cesárea de por medio. Tras unas horas, llaman por teléfono para avisarnos a todo el equipo que se va a proceder a un parto de unas 22 semanas de gestación. A los minutos, tras preparar el material necesario, recibimos a la gestante y procedemos a colocarla en la mesa quirúrgica. Al ponerle las piernas para que se pudiese dar el parto, observo que ya había salido el cuerpecito del niño. Le doy una compresa a la ginecóloga para que recogiese al niño, y a continuación salió la cabeza; estaba perfectamente formado; mediría unos 20 centímetros, con todos sus dedos. ¡Era precioso! Pesó 490 gramos. Todo el personal sanitario estábamos consternados, y la madre desconsolada. Le puso nombre, y se despidió de él con mucha ternura. Esa tarde, me di cuenta de lo cerca que estamos los sanitarios de las vidas humanas, y cuan necesario y primordial es protegerla, desde el más pequeño al más mayor. Todos somos importantes. Gonzalo Morse. Enfermero, Rescatador Juan Pablo II.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s