Gracias por defendernos

Ohio es el primer estado dentro de EEUU, y el primer lugar en el mundo, acaba de sacar una ley que prohibe abortar a niños con la trisomía 21, Síndrome de Down. Gracias.

Una rescatadora Juan Pablo II viene emocionada a rescates contándonos que delante de ella una madre sigue la cola para dar un beso al niño Jesús con dos niñas de unos 5 y 6 años. Al darse la vuelta la niña de 5 años ve que esta monada de niña es Down. La hermana “mayor” la aconseja que mire hacia delante. Y su hermanita sonriendo la obedece. Se les ve muy felices. Le toca mucho el corazón. Y dice que no ha parado de darle gracias a esa madre orgullosa de sus hijas

Hace un año, Aciprensa publico este maravilloso relato: Carter es un niño de siete años, tiene Síndrome de Down y fue concebido en una violación. Su madre Sadie estaba en un tratamiento de cáncer uterino y le sugirieron abortar porque su vida estaba en peligro. Sin embargo, ella se negó y considera que la vida de su hijo es “un milagro y una bendición”. En un video publicado en el sitio web DownSyndrome.Love, Sadie indicó que ella no supo que estaba embarazada hasta que fue a uno de sus tratamientos. Cuando se enteró, el médico le dijo que por su salud el embarazo no llegaría a término y le advirtieron de la gran posibilidad de que el niño naciera con Síndrome de Down. “Irónicamente, mi oncólogo fue el médico que estaba de turno cuando comencé trabajo de parto y ayudó a que Carter naciera. Después él fue a mi habitación y me dijo que estaba equivocado”, comentó. Desde su nacimiento, Carter ha sido una luz en la vida de su familia. Nació con problemas en el corazón, tenía fracturas en el cráneo y heridas en el cerebro, sobrevivió a una neumonía y sus pulmones quedaron dañados. Sin embargo, a los siete años, está completamente sano y no recibe ni un solo medicamento. Carter ha ayudado a muchas personas y ha salvado una vida. En una ocasión accidentalmente apretó el botón de llamada del teléfono de su madre. Contestó una mujer y él le habló. Después ella devolvió la llamada. Sadie contestó y la mujer le dijo había estado a punto de suicidarse, pero que la voz de Carter le recordó a su hijo que había muerto recientemente y que también tenía Síndrome de Down. “Carter cambió mi vida en muchas maneras porque puso a prueba mi fe porque tenía que confiar en que él podría hacer las mismas cosas que los demás niños hacen y porque tenía que confiar en que yo estaba haciendo lo correcto al criarlo como a cualquier niño más”, expresó Sadie.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s