Siempre a favor de los abortorios

El Departament de Salut de la Generalitat ha reducido el proceso para abortar a una visita presencial en los centros especializados más un seguimiento telemático, mientras se mantenga la situación de alarma por el coronavirus. De esta forma se convierte en primer territorio español en reducir las visitas presenciales para acceder a la interrupción voluntaria del embarazo según la Associació de Drets Sexuals i Reproductius. La normativa establece que se debían hacer entre dos y tres visitas presenciales a estos centros para explicar los riesgos del aborto y hacer la intervención por lo que con la reducción planteada dentro de las medidas para evitar el contagio se puede informar por vía telemática “siempre asegurando que la mujer embarazada ha recibido, leído y comprendido la información facilitada”, tal como queda en su registro clínico, según una resolución del Servei Català de la Salut.

Además indica que “en el momento previo a la realización de la intervención, el centro autorizado para la realización de la interrupción voluntaria del embarazo, la mujer debe firmar un documento de declaración en el que conste que ha recibido la información”, siguiendo los plazos previstos en la ley orgánica del Aborto. Así se reduce la presencia de la embarazada en el centro hasta ese momento.

Detallan que “es una de las demandas fundamentales (¿si?)que se han hecho desde el inicio de esta crisis sanitaria por parte de las entidades de base comunitarias (¿que es “entidades de base comunitarias”?, ¿ellos?), el tejido asociativo y las profesionales de la salud sexual (PROFESIONALES DEL ABORTO) y reproductiva (más bien anti reproductiva) que diariamente nos hemos situado a principios línea de la emergencia (para acabar con la vida de los bebés no nacidos), garantizando a la población el acceso a estos servicios (…y hacer CAJA)”.

El Mundo(foto), RAC1, EuropaPress…

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.