Francia aprueba un proyecto de ley para matar bebés hasta el momento de nacer por “angustia psicosocial”.

La Asamblea Nacional de Francia, una de las dos cámaras que componen el parlamento, aprobó un  proyecto de ley que introduciría el aborto libre durante todo el embarazo bajo la causal de “angustia psicosocial”, término que provocó una fuerte reacción de los grupos de defensa de la vida.

Bebé abortado de 20 semanas de gestación

“La interrupción del embarazo se considera sobre la base de que la continuación del mismo pone en grave peligro la salud de la mujer, pudiendo este peligro resultar de la angustia psicosocial”, así se reformó el artículo 20 de la Ley de Bioética, votado en segunda lectura en la Asamblea Nacional la noche del 31 de julio al 1 de agosto.

La Asamblea también votó a favor de la procreación médicamente asistida (PMA) financiada por el Estado para parejas de lesbianas y la modificación genética de embriones para la investigación.

De los 577 miembros de la Asamblea Nacional, solo participaron en el debate 101 diputados. De estos, 60 votaron a favor de las enmiendas y 37 en contra; los otros cuatro se abstuvieron.

Alliance Vita, un grupo provida francés, calificó la  reforma al proyecto de Ley de Bioética como “una ruptura ética total”, ya que la “ley cuestiona seriamente los derechos de los más frágiles de nuestra sociedad, ignorando los principios fundamentales de la ecología humana”.

Además criticó que la votación fuera realizada “en plena noche, sin previo anuncio ni estudio de impacto, de una enmienda que hace estallar el marco del aborto en Francia al añadir un criterio inverificable de ‘angustia psicosocial’ para la interrupción médica del embarazo, permitiendo un aborto hasta el último día del mismo”. El fundador de Alliance Vita, Tugdual Derville, comentó en Twitter: “Aquellos que saben que nunca ha sido posible verificar la angustia, ese fue el motivo anterior del aborto voluntario, entenderán dónde está la trampa”.

Bebé abortado de 23 semanas

“Esta segunda lectura conduce a una ruptura ética total. La mayoría presidencial hizo prevalecer los intereses de los adultos en detrimento de los derechos del niño, y persistió en intensificar la manipulación de los seres vivos, sin ningún principio de precaución”, agregó Caroline Roux, directora general adjunta de Alliance Vita.

El proyecto de Ley de Bioética ahora regresará al Senado de Francia para una segunda lectura, donde puede ser nuevamente enmendado, antes de ser sometido a votación por un comité conjunto de las dos cámaras a finales de 2020. Sin embargo, la decisión de la Asamblea Nacional es definitiva cuando no se puede llegar a un consenso. Aciprensa

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.