Todos los estudios publicados en revistas científicas: se niega a abortar y ahora esta libre de cancer

Una madre que se enteró de que tenía cáncer cuando tenía 16 semanas de embarazo se negó al aborto y ahora está libre de cáncer.

En abril de 2019, Ellie Whittaker sufrió el aborto espontáneo de su primer hijo. Dos meses después, encontró un bulto en su cuello y luego ella y su prometido Kieran Marriott descubrieron que estaban esperando nuevamente. Una exploración y una biopsia llevaron a un diagnóstico de linfoma de Hodgkin, y una resonancia magnética mostró que su cáncer estaba en la etapa dos y que necesitaría quimioterapia. Los médicos le aconsejaron que abortara a su bebé y comenzara el tratamiento de inmediato, ya que un retraso en el tratamiento pondría en riesgo su propia salud. Con valentía, Whittaker rechazó el aborto.

“El médico me aconsejó que me hiciera un aborto porque el tratamiento del cáncer podría causar problemas al bebé”, dijo Whittaker, según el Daily Mail. “No había forma de que la abandonara, así que decidí retrasarlo”. Durante su embarazo, Whittaker se sometió a exploraciones cada dos semanas para controlar el cáncer, con el plan de comenzar oficialmente el tratamiento a las 27 semanas, cuando era menos probable que la quimioterapia dañara al bebé. Sin embargo, lo hizo tan bien que los médicos postergaron los tratamientos hasta después de su cesárea planificada a las 37 semanas. El 18 de marzo de 2020, nació la bebé Connie con un peso de seis libras y 12 onzas y su madre comenzó el tratamiento para el cáncer, que lamentablemente se había extendido. “Traté de pasar todo el tiempo que pude con Connie antes de comenzar”, dijo Whittaker. “Recuerdo que lloré y pensé que no podría estar allí para ella. Sabía que la quimioterapia pasaría factura. Pero cuando me escanearon, el cáncer había progresado a la etapa tres, se había extendido a mi estómago y bazo “. LEE: Una mujer diagnosticada con cáncer durante el embarazo dice que su hijo no nacido “me salvó la vida” Whittaker se sometió a 12 rondas de quimioterapia, a las que respondió bien. En octubre de 2020, se enteró de que no tenía cáncer y los médicos son optimistas de que el cáncer no volverá. “Viví con eso durante tanto tiempo que es extraño que finalmente se haya ido, no puedo creerlo”, dijo. “Todo el mundo me ha apoyado de muchas formas. Tuve que esperar dos semanas por los resultados de mi escaneo final, que fue una agonía. Estoy tan contenta de que se haya ido y puedo concentrarme en ser mamá “. Todos los estudios se han incluido en sod revistas científicas de prestigio:  The Lancet y Lancet Oncology.  LiveAction

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.