Corazones grandes: ayudar al que no tiene.

Un recién nacido lleva los patucos que con ilusión le ha guardado su mamá durante meses.
Una niña sonrió al abrir su regalo de Reyes y lo sigue haciendo cuando juega con él.
Una embarazada estrena unos leggins premamá y sueña con el momento en que tendrá a su bebé en sus brazos.
Una abuela cambia el pañal a su nieto y sonríe al recordar cuando lo hacía a sus hijos.
Un padre le prepara a su bebé un biberón con cereales.
Un pequeñín va feliz en la moto que le han traído.
Una mamá saca de paseo a sus dos bebés en un carrito doble.
Una niñita va contenta con su nuevo vestido vaquero con tutú.
Un papá pone a su bebé un gorrito tejido a mano…
Y así pequeñas historias llenas de vida van dando puntadas de esperanza e ilusión en el mundo.
Gracias a todos los que lo habéis hecho posible.
Gracias Paloma, por tejer con cariño para los más pequeños. Un corazón generoso siempre encuentra tiempo para los demás.
Gracias, Inés. Eres la eficacia desde lo escondido. Siempre se puede contar contigo. Da igual que pida leche, pañales, ofertas de trabajo… ¡Eres un hada madrina! Gracias también a tus
compañeros del Club Rotario Madrid- Norte: Alois Brueggeman y Teresa Cañedo por vuestro proyecto Ningún Bebé Sin Leche.


Gracias Geles, de Nuevo Futuro, porque en tu trabajo no solo te enfocas en lo tuyo sino que te complicas con otras cosas.
Ciertamente, merece la pena gastar el tiempo así.
Gracias a Sara y a Max, creadores de la firma de ropa Moonbun.
Habéis logrado que, como por arte de magia, nos llegue ropita preciosa desde distintas partes de Europa. Abrazos desde las antípodas.
Gracias al equipo de Proyecto Infans. Increíble lo que podéis conseguir. Sois geniales.
Gracias a Jose J. y todo el equipo de la casa de juguetes Famosa.
Sin vosotros los últimos Reyes no hubieran sido iguales.
Gracias a Cáritas de San Josemaría, en Alcorcón. Siempre se acuerdan de nuestras necesidades.
En el mundo hay muchos opinólogos dispuestos a insistirte en lo mal que está todo. Otros no pasan del Tweet o similar ante las dificultades… Como decía Mafalda: “Sí, ya sé, hay más problemólogos que solucionólogos, pero ¿qué vamos a hacerle?”


Desde Más Futuro y Rescatadores Juan Pablo II os agradecemos que seáis del Equipo de Expertos Solucionólogos que marca la diferencia con su generosidad y disposición.
Muchas gracias, de corazón.
Alejandra Mª Rguez. A.
Colaboradora +F.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.