Se cancela el contrato para uso de tejido fetal en investigaciones

El Gobierno Estados Unidos anunció la cancelación del contrato entre la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) y la compañía Advanced Bioscience Resources (ABR), luego que congresistas y abogados provida expresaron su preocupación por que este permitía el uso del tejido fetal para la investigación con ratones. El Gobierno tomó esta decisión a través del Departamento de Salud y Servicios Sociales (HHS por sus siglas en inglés) y el anuncio fue publicado el 24 de septiembre en el sitio web de ese gabinete. “Tras una reciente revisión de un contrato entre Advanced Bioscience Resources, Inc. y la Administración de Alimentos y Medicamentos para proveer de tejido fetal humano para desarrollar protocolos de prueba, el HHS no estaba lo suficientemente seguro de que el contrato incluía las protecciones apropiadas aplicables a la investigación del tejido fetal o cumplía con todos los otros procedimientos requeridos”, indica el comunicado.

“Como resultado, el contrato ha sido terminado y el HHS ahora está conduciendo una auditoría de todas las adquisiciones que involucran tejido fetal humano para garantizar la conformidad con las leyes y reglamentos de adquisición y de investigación de tejido fetal humano”, prosigue el texto.  El HHS también anunció que realizará una “revisión exhaustiva” de cualquier investigación que involucre el tejido fetal humano y que buscarán “alternativas adecuadas” para evitar el uso de este por completo.El pasado mes de julio, la Administración de Alimentos y Medicamentos firmó un contrato de unos 15.900 dólares con ABR para adquirir tejidos fetales obtenidos de abortos y usarlos en la creación de “ratones humanizados”. En el año 2016, el Panel Selecto de la Cámara para la Investigación sobre las Vidas Infantiles y el Comité Judicial del Senado investigaron a Advanced Bioscience Resources como parte de una pesquisa más amplia sobre la industria del tejido fetal. ABR admitió haber “aumentado las ventas” de ciertas partes fetales por una tarifa más grande.“Los niños no nacidos no son productos que se deban comprar o vender. La práctica de realizar investigaciones utilizando las partes de los cuerpos de los niños cuyas vidas han sido violentamente terminados por el aborto es aberrante”, manifestaron, y pidieron que se utilicen otras alternativas y métodos científicos.

Traducido y adaptado por María Ximena Rondón. Publicado originalmente enCNA. Aciprensa.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s